Cuidados de plantas durante los meses de octubre, noviembre y diciembre - Viveros Poza

Cuidados de plantas durante los meses de octubre, noviembre y diciembre

Al finalizar el verano algunas plantas quedan bastantes destruidas por el sol. Para lograr que lleguen al otoño en buen estado se recomienda hacer una poda de limpieza. Esta consiste en sacar todas las ramas y hojas quemadas,no tiene que ser una poda general. En cuanto a los arbustos y matas deberán recortarse aproximadamente una cuarta parte de su tamaño.
Es conveniente dividir los riegos para que se vayan aclimatando al invierno. Inundarlas con agua puede generar enfermedades, hongos por la humedad o las hojas se pueden secar. Si les da mucho sol durante todo el día se debe regar dos veces, una por la mañana y otra por la noche, pero nunca en horario de sol. En el caso de los jardines el riego depende de la cantidad de metros cuadrados, la mejor opción es una manguera con lluvia para no romper la planta y la flor.Si las plantas son de interior también hay que controlar la humedad pulverizando sus hojas.
Hay que abonar las plantas antes de la temporada invernal, si son de interior con más razón (abono líquido). Las plantas de jardín o terraza también necesitan de este abonado porque les protegerá del invierno.También puede ser un buen momento para remover la tierra y cambiarla.
El jardín debe dejarse en perfecto estado, debemos limpiarlo de materiales innecesarios y también así evitar plagas. Además eliminaremos malas hierbas, ramas secas, hojas y flores marchitas…
Es conveniente aprovechar la luz del sol, colocar las plantas cerca de las ventanas y girarlas para que llegue a todas las partes de la planta.
El césped necesita cuidados que le ayuden a reponerse tras el calor del verano.Otoño es el momento de escarificarlo resembrar en las áreas despobladas y abonarlo. Sólo se riega una vez por semana y debe ser en forma de lluvia.
Toca el momento de Sembrar los bulbos de otoño y las plantas anuales para que florezcan en primavera. Planta las flores de temporada como pensamientos (muy resistentes al frío), crisantemos o brezos y los bulbos de tulipanes, jacintos o narcisos que florecerán en primavera.
Recuerda sacar de la tierra los bulbos estivales. Se dejan secar, se envuelven en papel de periódico y se guardan en una caja en un lugar con temperatura ambiente.
Cubre el pie de los arbustos, rosales y demás plantas recién plantadas con una capa de hojas, mantillo, compost, estiércol u otro material orgánico. Esto evita que el suelo se seque, le aporta alimento y protege las raíces de las heladas.

0 comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.