El almendro, el resurgir de un cultivo - Viveros Poza

El almendro, el resurgir de un cultivo

El almendro era hasta no hace muchos años un cultivo que se había marginado pero se cultiva en España desde hace más de 2.000 años.
La producción mundial ha crecido en los últimos años y actualmente Estados Unidos es el principal país productor de almendras(más de 400.000 toneladas), seguido de España(260.000 toneladas) e Italia(más de 100.000). Le siguen Marruecos, Túnez, Grecia.
Hoy en día, esto ha cambiado radicalmente con la incorporación de nuevas variedades de floración tardía, mejores portainjertos, incorporación del regadío al cultivo (normalmente por goteo) y por la mecanización del cultivo.
El almendro se puede cultivar en casi todas partes, al ser un árbol muy rustico, pero tiene unas pequeñas limitaciones, su floración. Las variedades tradicionales florecían muy tempano, entre mediados de enero y febrero, con el riesgo que conllevan las heladas primaverales. Esto suponía que coger una cosecha de almendra era casi muy difícil y estaba limitado a muy pocas zonas exentas de estos riesgos, unido a que la inmensa mayoría de las plantaciones de almendros eran de secano y por consiguiente a unos marcos de plantación de 200 plantas por Ha. o menos, hacían que la vialidad de este cultivo fuera nula.
La situación cambió con la incorporación de las variedades de floración tardía (en marzo), con mejores portainjertos como los híbridos de almendroxmelocotonero, la incorporación del regadío y la mecanización de las labores para su cultivo.
Hay muchas variedades de almendro, pero una sobresale respecto a las demás y sigue siendo la variedad más plantada: la Guara. Hay otras variedades como son belona, soleta y mardia, de bastante interés y que completan el calendario de recolección con la guara.
En cuanto al portainjerto, la tendencia es plantar sobre hibrido (normalmente gf), al menos en regadío, aunque cada vez mas también esta tendencia se está llevando al secano. El pie franco casi queda reducido a estas plantaciones. Aun así la última decisión, como siempre, la tiene el agricultor.
Para que una plantación de almendro sea lo más rentable posible debería de ser de regadío, siendo el método más aconsejable y eficaz el riego por goteo.
Aunque el almendro aguanta muy bien la sequía, es un árbol muy exigente en agua, y para conseguir una máxima regularidad y cantidad de producto a lo largo de los años, este cultivo requiere de una gran dotación de agua por Ha. (tanto como un frutal tardío).
La mecanización ha llegado a casi todas las tareas del cultivo: poda (mediante cuchillas), recolección (mediante paraguas vibratorios o trenes de recolección), laboreo, herbicidas, tratamientos fitosanitarios….
Por ultimo hay que añadir que los últimos años, el precio de la almendra ha subido considerablemente, lo que ayuda al viabilidad de cultivo.

¿Quieres plantar Almendros? Cómpralos Online

0 comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.