Llego el color a nuestro invernadero - Viveros Poza

Llego el color a nuestro invernadero

Ya ha llegado la primavera y con ella el color a nuestro invernadero. Tenemos todo tipo de plantas tanto de interior para darle color a nuestra casa como exterior para dar color a nuestro jardín.

Entre todas ellas hoy os queremos a hablar de:

Gazania: Esta flor pertenece a la familia de las Asteraceae, y procede del sur del continente africano, aunque se adapta a la perfección al clima mediterráneo. Alcanza los 25 cm. de alto y su floración comienza en primavera y acaba a finales de verano.

Sus hojas son radicales, delgadas y de color verde plateado y son perennes. Sus pétalos, tienen la misma forma que los de la margarita común pero estos de mayor tamaño y los colores más frecuentes son el amarillo y el naranja, aunque también se muestran en amarillo brillante, bicolor (naranja/amarillo), bronce, amarillo con franja roja y mezcla de las anteriores.

GAZANIA (1)

La particularidad de sus flores se encuentra en que durante la noche permanecerán cerradas. Será durante el día, con la luz del sol, cuando despierten y dejen contemplar sus vivos colores.

En cuanto a su cuidado, debemos saber que necesita lugares cálidos, donde pueda aprovechar el sol. El riego no debe ser abundante, cada tres o cuatro días, aunque siempre le procuraremos una tierra húmeda. En espacios silvestres, la encontraremos creciendo en terrenos ligeros, arenosos y con un buen porcentaje de fósforo, por lo que intentaremos recrear este tipo de suelos para favorecer su desarrollo.

Tagete: pertenece a la amplia familia de las Compuestas y procede de México. Su época de floración natural se sitúa entre principio de primavera y mediados de otoño. La altura de la planta varía ligeramente entre sus distintas variedades pero en su conjunto puede ir desde los 20 a 50 centímetros.

Son unas plantas que requieren una exposición a pleno sol para que crezcan compacta y con abundancia de flores.

TAGETE (3)

Las hojas son opuestas, pennadas, subdivididas en segmentos lanceolados o dentados y ciliados, con un cierto olor muy característico. Estas plantas poseen tallos bastantes robustos y muy ramificados. Sus flores están reunidas en capítulos en forma de pompón rizado, recordando en gran medida a las flores del clavel. Su floración es espectacular, con grandes inflorescencias de color amarillo o naranja.

En cuanto al cuidado estas plantas tienen que estar a pleno sol, no tolera la sombra intensa, se adapta muy bien a la costa marítima. El riego de ser regular, no copioso, aproximadamente tres veces a la semana. Al ser una planta con un largo período de floración, se recomienda eliminar los tallos marchitos y las flores secas para favorecer su crecimiento.

 

Ven a visitarnos y disfruta del color que tiene nuestro invernadero, ¡que ya estamos en primavera!

 

 

0 comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.