Planifica tu año: Calendario para el huerto - Viveros Poza

Planifica tu año: Calendario para el huerto

Si eres de las personas que a principios de año se marca unos objetivos y se hace una lista con las tareas a realizar durante el año, no te olvides de tu huerto.

Hemos preparado una relación de las tareas principales a realizar cada mes para que lo tengas en cuenta. Pero recuerda que dependemos mucho de la climatología que tengamos. Así que utilízalo de guía y ves ajustándolo.

Enero.

El primer mes del año suele ser uno de los más fríos, y es el momento en el que la mayoría de plantas se encuentran en parada vegetativa, lo que permite su trasplante. Plantar árboles a raíz desnuda es una de las tareas que hemos de realizar en este mes. Abona el suelo, ya que, en caso de las leguminosas, ha de hacerse con mucha antelación. Comienza a preparar los semilleros, que plantarás en el huerto más adelante.

Febrero.

Estadísticamente febrero es el mes más frío del año. Esto nos permite seguir con la plantación de árboles frutales en nuestro huerto. Sigue preparando los planteros de semilla de tus hortalizas, berenjena, calabacín, pepino, etc. Puedes plantar ajos, cebollas o patatas tempranas. Poda tus frutales si no lo has hecho aún.

Marzo.

Revisa y prepara tu riego. Prepara bien el terreno con cavas, estercolados, etc. Acondiciona tus bancales con sus surcos y caballones y extiende el riego por ellos. Comienza a colocar plástico para evitar las malas hierbas. Sigue cuidando tus semilleros para crear tus propios planteros, algunos podremos plantarlos ya a final de mes. Planta patata, si no lo has hecho aún.

Abril.

Comenzamos a dejar el frío atrás y nuestro huerto comienza a retomar su actividad. Planificaremos la disposición del huerto y comenzaremos a distribuir más caballones y surcos para nuestras plantaciones y rastrillar superficies planas que podamos utilizar en un futuro. Planta tus frutos del bosque: arándanos, grosellas, zarzamoras, etc. Siembra alubias y judías en línea, recuerda que tendremos que ir entutorándolas a medida que crezcan. Trasplanta o adquiere tus plantones y llévalos al huerto:  lechugas, escarolas, apios, etc.

Mayo.

Llega el momento de plantar el resto de planteros:  tomates, pimientos y berenjenas ganan su sitio en nuestro huerto. Revisa nuevamente el riego y adáptalo si fuese necesario a las nuevas plantaciones. Siembra directamente sobre el terreno judías verdes, remolacha, calabacín, melón, pepino, sandia, etc. Elimina malas hierbas que comienzan a aparecer. Recolecta fresas, habas, guisantes, ajetes, zanahorias, etc. Podemos comenzar a sembrar también cebollinos, menta, orégano, etc.

Junio

Podemos seguir plantando nuestros melones y sandias. Recolectamos nuestras cebollas y puerros, así como muchas de nuestras lechugas y escarolas. Rastrillaremos el terreno para permitir mejor el paso del agua de riego. Retiraremos las malas hierbas y realizaremos tratamientos fitosanitarios preventivos.

Julio

Ya podemos recolectar nuestras judías verdes  y plantar nuevas. Realizaremos un abonado de mantenimiento para que a nuestro huerto no le falte ningún nutriente. Seguiremos eliminando las malas hierbas. Y como en junio rastrillaremos el terreno apelmazado para que el riego sea más efectivo. Pinzaremos nuestras tomateras para que comience el mateado. Podemos plantar especies culinarias y medicinales como la menta o la albahaca y debemos realizar tratamientos preventivos para ahuyentar posibles plagas.

Agosto

El calor ha llegado, y con fuerza. No permitas que tus pimientos y berenjenas crezcan y crezcan, sigue con el despuntado para logar una producción baja. Recolecta tomates, ya que es el momento de mayor producción. Sigue con la eliminación de malas hierbas y el rapeado del terreno, así como con los tratamientos que fuesen necesarios. Revisa tu instalación de riego, por si hubiese atascos debidos a la cal.

Septiembre

Comienza la recolecta masiva ya que durante este mes podremos recolectar de forma escalonada tomates, pimientos, berenjenas, etc. Revisa tu riego y elimina las secciones innecesarias. Podemos comenzar con siembra directa de espinacas, rábanos, lechugas y perejil.

Octubre

Ya hemos recolectado gran parte de nuestro huerto y llega el momento de abonar el terreno para las próximas plantaciones, estiércol y muchos residuos vegetales aportarán nutrientes al terreno. Comienza la siembra de habas. Revisa tu riego y elimina el agua de las tuberías, que podrían rajarse y reventar con las heladas.

Noviembre

Prepara el terreno y planta ajos.  Hazlo en caballones profundos, ya que se trata de un cultivo de larga duración y mantenlo acolchado y cubierto con malla antihierba o plástico. Siembra habas sin temor al frio. Recolecta coles, apio, repollo, escarolas, rábanos y puerros.

Diciembre

Acabamos el año realizando una poda de nuestros frutales y realizando un abonado al huerto y acolchándolo. Aun puedes sembrar ajos, guisantes, habas, acelgas y espinacas. Además, deberías de comenzar a planificar tu huerto para el próximo año y preparar el calendario de siembra y recolección.

Esperamos que este pequeño resumen de tareas os ayude a planificar vuestro huerto. Y recuerda que puedes visitarnos durante todo el año para adquirir tus planteros, semillas, frutales y todo lo necesario para tu huerto.

0 comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.