Tu huerto en casa: ¡Tomateras en maceta! - Viveros Poza

Tu huerto en casa: ¡Tomateras en maceta!

A todos nos encanta saborear los tomates del huerto, y que mejor que cultivar los tuyos en casa. Plantar tomates en macetas no es complicado, solo hay que tener en cuenta un par de cosas más que en nuestro huerto. Como nos sucede con cualquier planta, necesitamos conocer sus necesidades. ¿Empezamos?

La Maceta adecuada

Elegir la maceta o recipiente es algo muy importante. Podemos plantar nuestras tomateras en macetas de un mínimo de entre 16-19 litros, pero cuanto mayor sea el recipiente mejor. ¿Quieres saber como crear unos preciosos maceteros con cajones de madera para plantar tus tomateras? Visita nuestro artículo: Mini Huerto Urbano en cajón de madera ¡Tu huerto en cualquier rincón!

La variedad adecuada

Aunque podíamos cultivar cualquier tomate en nuestras macetas con los cuidados necesarios, hay que saber elegir las más acordes. Algunas variedades resultan mucho más fáciles de cultivar que otras y requieren menos atención y cuidados. Seleccionar tomates cuyas plantas sean más pequeñas o de menor altura, nos permitirá que estas se adapten mejor a nuestra maceta. Una de las variedades con las que más cómodos nos sentiríamos a la hora de plantar en nuestros tomates sería la variedad de tomate Manitu.

Es una variedad de porte determinado, es decir de mata baja y con crecimiento limitado. Los tomates, se agrupan en la parte inferior central de la tomatera. Con esta variedad obtendremos un fruto redondo y de piel lisa y fina, que pueden llegar a tener un buen tamaño, y que destacará por su color, un rojo intenso muy llamativo.

También podemos optar por otras variedades, que a pesar de no ser tan fáciles como el Manitu, quedan muy bien en nuestra terraza, como el Tomate Rosa Barbastro (Huesca) o los Tomate Cherry.

El sustrato o mezcla de tierra adecuado

Si, porque no todos los sustratos ni suelos son iguales. Utilizar un buen sustrato universal, fibra de coco o humus de lombriz, ayuda a que nuestras tomateras crezcan fuertes y sanas. Si utilizas sustrato de plantaciones anteriores o recogido del suelo, asegúrate de que no se compacte fácilmente, y adecúalo aportándole abonos y nutrientes, puedes también añadir fibra de coco, paja u otros compuestos para reducir su compactación.

Fertiliza y abona en su momento

Las tomateras son plantas muy voraces, que necesitan un buen aporte de nutrientes, sobre todo en su floración. Cuando nuestras tomateras comiencen a mostrarnos sus flores, aportaremos fertilizante, rico en fosforo y sodio, a nuestra maceta, para ayudar a su desarrollo y la creación de nuevas flores, que terminaran convirtiéndose en tomates. Podemos y recomendamos seguir aportando pequeñas cantidades de fertilizante en el riego, para ayudar al crecimiento de los frutos. Esto además hará que los tomates tengan más sabor una vez cosechados.

Como veis no es difícil cultivar tomateras en maceta, simplemente hemos de poner interés y atención a los requerimientos de la planta (como haríamos con cualquier otra). Y si todo va por buen camino, lograremos unos ricos tomates, que podremos disfrutar como más nos gusten.

0 comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categoría/s: General, Huerto, Jardinería, Plantas